Teodoro Cuesta (1829-1895)
 
 
Andalucia y Asturies
(II parte de la edición de 1870)
  Andalucia y Asturies
(traducción castellana por Susana Sela)
       
  Pensatiple...plasmáu...silenciosu 
com'l pitu a la vista del raposu 
cuando menos barrunta, quietu, atentu, 
non perdí nin migaya del to cuentu. 
Y cuentu llamo yo a lo que falaste 
por más que llinguateru dispreciaste 
esta tierra del mundo maravilla 
llevantando hasta'l cielu a tó Sevilla. 
Pos ye bono uqe sépiais, compañeru, 
que'l primu de Pachón el llagareru 
q'a tierra de Castiella foi más veces 
que pares por un rial te dan de nueces, 
estuvo'n esi pueblu tan nombrau 
y por i nesti sitiu ponderau, 
comiendo cinco meses....¡probe Pachu! 
lo que comen los páxaros...¡gazpachu! 
Esti ricu manxar que'n el gargüelu atascáu se queda, y con anzuelu 
hay que sacálu luego, o vése al puntu 
convertiu'l que come'n un defuntu, 
faise d'esta manera...oyéime atentos, 
pos tardare'n cuntalo dos mamentos. 
"Garitucos de pan endurecíos, 
y dalgunos a veces florecíos, 
a remoyar lo dexen en un platu 
sin miéu a que los llamba nunca'l gatu, 
pos yé'l gatu animal de munches barbes 
pa que i fagan coción tan males parves, 
Como diba falando,d'isti emplastu 
que'n sales y desvanes dexa un tastu 
capaz d'atorrollar al más valiente, 
déxenlu remoyando'n platu o fuente: 
dos güevinos o tres muy recocios 
y en quinientos peazos repartíos 
con pimientu regüeltos, van al trote 
en compaña del pan a dar al pote: 
fáise que fierva aquél, pos la ceniza 
llevanta'l resoplidu del qu'atiza 
sin q'un ascua se vea nunca encesa, 
y fríu va'l gazpachu pa la mesa." 
Esto come'n Sevilla la reciella 
y la xente mayor; de la morciella 
nunca'l tufu golieron sos narices. 
¡y sin comer morciella son felices! 
¡Válgame Dios del cielu! Si un platáu 
de fabes d'escarpín, corrompináu, 
con oreya de gochu, llengua y tucu 
como come n'Uvieo un rapazucu 
en to tierra comieren, mialma, mialma 
podríes con razón llevar la palma; 
más en pueblos q'ayuna'l añu enteru 
lo mesmu el probetín qu'el fenegueru, 
y sólu les naranxes tán barates, 
y non cueyen arbeyos nin patates 
a Asturies comparallos, ye bobada, 
pos hasta la Xiralda está esfamiada. 
-¿Cual ye'l pueblu meyor?- Según Reimundo 
el xenru de Bastián, que corrió'l mundo, 
"el q'ofrez a la xente más fartures 
sin andar en monáes ni'n veyres." 
Agora que falaste a troche y moche, 
pos quixiste facer del día noche, 
dime tú...¿q'andaluz d'una fartura 
derechicu baxó a la sepoltura? 
Nengunu, queridín...y anque t'enfades 
y digas sonmentires miós verdades, 
en esos pueblos que'l siñor bendiga, 
nacen, viven y muerren sin barriga. 
!Que les neñes son guapes! ¡Cosa nueva! 
Onde quiera que naces fíes d'Eva, 
háiles blanques y prietes, piquiñines, 
espigáes, gorduques y flaquines. 
!Que tienen muncha sal! ¡Que babayáes! 
Les que sosen non son, serán saláes; 
pero a rostros de cares, nunca Uvieo 
a dalgun otru pueblu tuvo mieo. 
¡Q'al son de la guitarra dan corcobos 
con tanta gracia, que dexaren bobos 
a tóos los d'Asturies!...¡vaya, vaya! 
¡non mos cái por tan poco la babaya! 
-Y si Málaga y tou'l mundu enteru 
oyeren a Pinin tocá'l punteru, 
y el tambor a Xacinto redoblando 
mientres cuarenta neñes tán bailando? 
Si vieren les monteres picu abaxu 
tirando besiquinos al refaxu 
de la neña que baila col so dueñu, 
cuidaren a mió ver que yera un sueñu. 
¿Si vieren les gargantes más blanquines, 
que cuayáes o fresques manteguines, 
y en elles el coral sofriendo agravios 
el color envidando fr sos llabios? 
Si esa xente sopiera, que del cierlu, 
cuando naz una neña nesti suelu, 
dos lluceros escapen atrevíos 
pa quedás'n sos güellos convertíos? 
¿Si vieren eses neñes tan galanes 
más lixeres bailando que les xanes, 
con el dengue atadín a la cintura, 
dirien: "Viva Uvieo y su hermosura".
  Pensativo... atontado... silencioso
como el pollo a la vista del zorro
cuando menos se lo espera, quieto, atento,
no perdi ni una migaja de tu cuento.
Y cuento llamo yo a lo que has hablado
por mucho que parlanchin despreciaras
esta tierra del mundo maravilla
elevando hasta el cielo a tu Sevilla.
Pues es bueno que sepas, companero,
que el primo de Pachon, el lagarero
que a tierra de Castilla fue mas veces
que pares por un real te dan de nueces,
estuvo en ese pueblo tan nombrado
y por ti en este sitio ponderado,
comiendo cinco meses... ¡pobre Pachu!
lo que comen los pajaros... ¡gazpacho!
Este rico manjar que en la garganta atascado se queda, y con anzuelo 
hay que sacarlo pronto, o se encuentra al instante
el que lo come convertido en un difunto,
se realiza de esta manera... oidme atentos,
pues tardare en contarlo dos momentos.
Trocitos de pan endurecidos
y algunos a veces enmohecidos
remojando los dejan en un plato
sin temor a que los lama nunca el gato,
pues es el gato animal de muchas barbas
para poder digerir tan mal refrigerio.
Como iba diciendo, este emplaste
que entre pitos y flautas deja un sabor
capaz de aturdir al mas valiente
lo dejan remojando en un plato o una fuente:
dos huevos o tres, muy, muy cocidos
y en quinientos pedazos repartidos
con pimientos revueltos van al trote
en compania del pan hacia el cocido:
se simula que hierve aquel, pues la ceniza
levanta el resoplido del que atiza
sin que una chispa se vea nunca encendida,
y frio va el gazpacho hacia la mesa.
Esto come en Sevilla la chiquilleria
y la gente mayor; de la morcilla
nunca el aroma olieron sus narices,
¡y sin comer morcilla son felices!
¡Valgame Dios del cielo! Si un buen plato
de alubias, rebosante,
con oreja de cerdo, lengua y tocino
como come en Uvieu un muchachito
en tu tierra comieran, alma mia, alma mia,
podiais con razon llevar la delantera;
pero en pueblos en los que ayuna el ano entero
tanto el pobre como el hacendado,
y solamente las naranjas estan baratas,
y no cosechan guisantes ni patatas
a Asturies compararlos, es una bobada,
pues hasta la Giralda esta muerta de hambre.
-¿Cual es el pueblo mejor?- Segun Reimundo,
el yerno de Bastian, que recorrio el mundo,
"el que ofrece a la gente mas hartazgos,
sin andarse con tonterias"
Ahora que hablaste sin ton ni son
pues quisiste hacer del dia noche,
dime... ?que andaluz, de un hartazgo,
derechito bajo a la sepultura?
Ninguno, querido... y aunque te enfades,
y digas que son mentira mis verdades,
en esos pueblos, que el Senor bendiga,
nacen, viven y mueren sin barriga.
?Que las chicas son guapas! ?Vaya novedad!
Donde quiera que nacen hijas de Eva,
las hay blancas y negras, pequenitas,
esbeltas, gorditas y flaquitas.
?Que tienen mucha sal! ?Que tonterias!
Las que sosas no son, seran saladas,
pero en cuestion de caras, nunca Uvieu
a ningun otro pueblo tuvo miedo.
?Que al son de la guitarra dan saltos
con tanta gracia que dejarian abobados
a todos los de Asturies!... ¡vaya, vaya!
¡no se nos cae por tan poco la baba!
-Y si Malaga, y el mundo entero
oyeran a Pinin tocar el puntero
y a Xacinto redoblar le tambor
mientras cuarenta chicas estan bailando?
Si vieran las monteras pico abajo
lanzando besitos al refajo
de la nina que baila con su dueno,
pensarian, en mi opinion, que se trataba de un sueno.
¿Si vieran las gargantas mas blancas
que cuajadas o frescas mantequillas,
y en ellas el coral sufriendo agravio,
el color envidiando de sus labios?
¿Si esa gente supiera, que del cielo,
cuando nace una nina en este suelo,
dos luceros se escapan atrevidos
para quedarse en sus ojos convertidos?
¿Si vieran esas ninas tan atractivas
mas ligeras bailando que las hadas,
con el dengue atado a la cintura, 
dirian: "Viva Uvieu y su hermosura"
 
Notes:



Selected Texts in Asturian
Asturian Language Main Page

Modern Romance Languages Main Page
Orbis Latinus Main Page

This page is part of Orbis Latinus
© Zdravko Batzarov